Mayoría de Santiaguinos con Problemas

Marzo 30, 2007

estadisticas sobre el transantiago

70% de Trabajadores Ha Tenido Problemas por el Transantiago

Una encuesta realizada por Trabajando.com reveló que cerca del 70% de los trabajadores capitalinos ha tenido que enfrentar problemas, a raíz de la puesta en marcha del Transantiago.

De un total de 1597 personas que respondieron la encuesta, un 70% aproximado aseguró que, tras la implementación del Transantiago, han tenido que enfrentar problemas en su trabajo.

En tanto, el 46% ha debido enfrentar reiterados atrasos en sus trabajos, mientras que el 23% señaló que ha perdido su puesto laboral por incumplimiento de horario.

Según las cifras arrojadas, sólo un 12% de los encuestados confesó contar con la flexibilidad de la empresa en este período de cambios, cifra no menor tomando en cuenta que el mayor apoyo y financiamiento de este plan viene de la mano de los privados. El 19% restante no ha tenido inconvenientes y lo encuentra un buen sistema.

Hasta el momento numerosas críticas y evaluaciones enfrenta el nuevo sistema de trasporte público, tras cumplirse ya casi dos meses de funcionamiento. De esta forma, los trabajadores y empleados han sido los grupos más afectados moralmente con las largas filas, las caminatas, y la falta de recorridos, entre otros.

Transantiago Chile · Publicación: Noticias 

Apropiación de Tecnologías e Información

Marzo 30, 2007

TIMM, es una empresa tecnológica dedicada a los medios de pago en el transporte público por medio de tarjetas inteligentes IC, inicialmente vendió licencias para NEC en toda Latinoamérica, partiendo en Brasil, Colombia, Argentina, Uruguay, Paraguay y, finalmente, Chile.

En México posee negocios junto a Seguros Inbursa. Pensó en incorporar las tarjetas al trasporte público mucho antes que existiera Transantiago. Semanalmente se reunía con dirigentes del trasporte en Concepción y Valparaíso buscando idear un sistema tecnológico que mejorara el servicio de transporte a través de tarjetas inteligentes, haciéndolo eficiente, sin monedas de por medio y sin mermas de dinero.

TIMM posee tecnologías, sistemas y equipos capaces de prestar los servicios requeridos por el AFT. Desde el 2004, recibió propuestas de negocios de parte de NEC y Sonda, con el objeto de emprender el proyecto “Estudio preliminar de la propuesta para la licitación del Administrador Financiero de Transantiago (AFT 2004)”, en el marco de los servicios asociados al publicitado Plan Transantiago.

El objetivo era prepararse para participar en la licitación que adjudicaría a un Consorcio -formado por bancos y empresas tecnológicas-, el manejo de los dineros del Transantiago. AFT administraría todos los servicios asociados al cobro de los pasajes de la locomoción colectiva, el manejo de los dineros y el control de las flotas de buses. Se hablaba de 700 millones de dólares anuales y una jugosa comisión estimada en 1,9 por ciento de ese monto, más el derecho a cobrar una cantidad similar por concepto de arriendo de equipos e infraestructura necesaria para la prestación de los servicios.

TIMM denuncia que su información y tecnología fue apropiada indebidamente y utilizada sin su autorización y contraviniendo “acuerdos de confidencialidad”: “Sonda y NEC accedieron a la información y la utilizaron, sin autorización y sin pagar un solo centavo por ella, con el objeto de participar, la primera de las nombradas con la estrecha colaboración y ayuda de la segunda, en el Consorcio liderado por BancoEstado para elaborar y formular la oferta en el proceso de licitación, lo que le permitió al referido Consorcio, en definitiva, resultar ganador en la licitación del AFT”, dicen los abogados Sergio Lewin y Sergio Oyarce.

“Los desarrollos tecnológicos, derechos, procedimiento y know how, que constituyen información confidencial y estratégica se encuentran protegidos por derechos de autor, de propiedad intelectual y/o industrial, cuyo dominio pleno corresponde en su totalidad a las empresas TIMM y a Roberto Sone”, agregan.

El 15 de diciembre de 2004, TIMM y NEC celebraron un “Acuerdo de Confidencialidad y No Divulgación”. Según este contrato, NEC no podía divulgar la información protegida por dicho acuerdo, ni tampoco utilizarla en su propio beneficio: “NEC incumplió el acuerdo de confidencialidad, haciendo uso indebido de la información privilegiada entregada por TIMM, entregándola a Sonda, quien a su vez, la aportó al BancoEstado que la utilizó para elaborar, formular y presentar la propuesta que resultó ganadora en la licitación AFT.

El 8 de enero de 2005, TIMM y Sonda también celebraron un ‘Acuerdo de Confidencialidad y No Divulgación’, en razón del “Estudio preliminar de la propuesta para la licitación del Administrador Financiero de Transantiago”. Sonda tampoco contó con la autorización de TIMM para divulgar dicha información protegida por el acuerdo de confidencialidad, ni menos para utilizarla en su propio beneficio”, exponen los abogados Sergio Lewin y Sergio Oyarce en la demanda presentada por TIMM en tribunales.

Según TIMM, los contratos de confidencialidad tenían como objetivo estudiar la propuesta de licitación y emprender en forma conjunta el negocio a que daría lugar la licitación del AFT. Sin embargo, una vez que TIMM hizo entrega de la información a NEC y Sonda, ambas desconocieron su relación con ésta, dejándola fuera del negocio. Sonda, con la estrecha colaboración de NEC, y utilizando la información, patentes y propiedad intelectual e industrial de TIMM, inició el “negocio”. NEC también se benefició pues Sonda prometió adjudicarle algunos subcontratos del Transantiago.

Sonda incluyó en la propuesta pública datos contenidos en los manuales de operación de los equipos diseñados íntegramente por TIMM, que había entregado a NEC y a Sonda equipos de demostración y maquetas, todos los cuales aparecieron posteriormente como formando parte de la propuesta presentado por Sonda a la licitación del AFT. Pero no se limitaron a copiar algunos párrafos o dibujos, incluyeron, además, la tecnología de TIMM como propia. Estos documentos son sólo un ejemplo del burdo plagio que efectuó Sonda a prácticamente todo el Manual de TIMM. Uno de éstos “documentos” preparados y aportados por Sonda en la propuesta presentada por BancoEstado a la licitación es el documento: “Antecedentes del Proveedor o Integrador Tecnológico”. En él se señala textualmente: “Sonda y NEC están trabajando como proveedores tecnológicos de este estratégico proyecto. (…) Se ha invitado a participar a dos importantes consorcios extranjeros, ambos con una amplia y exitosa experiencia en diferentes lugares del mundo, implementando con probada calidad técnica y respuesta a compromisos de plazo, soluciones integrales absolutamente equivalentes a las requeridas por Transantiago, ellos son Siemens y TIMM”.

Incluso, Sonda cita como propia experiencia la de proyectos en los cuales jamás participó y que corresponden a empresas del holding mexicano Grupo Financiero Inbursa -de propiedad de Carlos Slim Helú-, del cual forma parte TIMM.

Transantiago Chile · Publicación: General 

Andrés Navarro Haeussler

Marzo 30, 2007

En 1974, Andrés Navarro Haeussler se asoció con COPEC para fundar la Sociedad Nacional de Procesamiento de Datos Ltda. (Sonda). Sus primeros clientes fueron COPEC, Banco O’Higgins, Iansa y Abastible. A fines de los 70, firmó contratos con la Asociación Nacional de Ahorro y Préstamos, el Registro Civil, ENAP y EMOS, empresas controladas por el regimen entonces gobernante.

En 1990, Digital Equipment Corporation adquirió acciones de COPEC ingresando a la propiedad de Sonda. En 1999, Telefónica CTC Chile adquirió la participación de Compaq (ex Digital) y una parte de las acciones de la familia Navarro Haeussler, alcanzando casi el 60 por ciento. El 2002, Navarro controló definitivamente la propiedad, tras comprar el 35 por ciento de la participación que Telefónica CTC Chile tenía en Sonda.

Telefónica perdió 17.680 millones en 2002. “Los ingresos del negocio informático exhibieron una caída de 44,8%, debido a las menores ventas provenientes de las filiales de Sonda en el extranjero y porque a partir del mes de septiembre, debido a la venta de un 25% de participación en Sonda, se dejan de consolidar en Telefónica”, informaba el diario Estrategia en enero de 2003.

Telefónica perdió millones de dólares en la operación con Sonda, que le significó reconocer pérdidas por aproximadamente “8,5 millones de dólares”. Tras la venta, Andrés Navarro alcanzó el 65 por ciento de la propiedad de Sonda. “Aún se recuerda que le hizo perder mucho dinero a Telefónica”, dicen los analistas.

Actualmente, Sonda es controlada por las sociedades Inversiones Pacífico II -con el 53,44 por ciento-, Inversiones Santa Isabel -con el 13,92 por ciento-, e Inversiones Atlántico -con el 13,04 por ciento-. Andrés, Pablo y María Inés Navarro Haeussler dominan el 80 por ciento de Sonda.

La empresa desarrolla sistemas computacionales orientados a la gestión empresarial, administración, control industrial y control automático, principalmente. Su mercado esta constituido por:

  • Bancos
  • Financieras
  • Comercio
  • Industrias
  • Reparticiones gubernamentales.

Cuenta con más de 3.500 empleados y según la consultora IDC, su participación en el mercado chileno es de un 25 por ciento. Sus principales competidores son ENTEL, Soluziona Synapsis, Adexus y Coasin.

Los servicios de outsourcing TI le han permitido hacerse de unos cinco mil clientes, al ofrecer servicios como Data Center, ASP, BPO, arriendo de equipos, software, y outsourcing integral. “El problema para las empresas que contratan a Sonda es que después les es muy difícil cambiarse de prestador de servicios o retornar la plataforma informática a su empresa. El costo es elevado. El servicio de outsourcing genera barreras de entrada y contribuye a mantener relaciones de largo plazo con los clientes”, dice un analista.

Empresas como Banco de Chile, Iansa, ENTEL, Codelco, Lotería, CMPC, Seguros La Interamericana y Falabella, figuran entre sus clientes, además de reparticiones gubernamentales que le han adjudicado la ejecución de proyectos como la emisión de documentos de identidad del Registro Civil e Identificación, sistemas de apoyo de la Corporación Administrativa del Poder Judicial, la web ChileCompra y el Administrador Financiero de Transantiago (AFT).

Repercusiones:

El 7 de octubre, empresarios microbuseros solicitaron que el Estado los indemnice por los “perjuicios causados por el plan Transantiago”. El diputado Carlos Olivares (DC) patrocinó a las pequeñas y medianas empresas (PYMES) que exigen una compensación. Son más de 3.500 pequeños empresarios de microbuses los que exigen una indemnización por los perjuicios que sufrirán si entra en operaciones íntegramente Transantiago. Aseguran estar “imposibilitados de pagar indemnizaciones a sus trabajadores cuando cesen sus servicios en febrero de 2007”. “Transantiago ha tenido un negativo impacto.

Una de las afectadas, Paula Aliar, declaró que después de adquirir 120 cobradores automáticos en 2001, sólo conserva 38 de las máquinas trabajando porque el resto fue sacado de circulación. La marcha blanca de Transantiago se pospuso en mayo pasado hasta el 10 de febrero de 2007, debido a algunos incumplimientos de los operadores privados con la infraestructura tecnológica de los buses, así como el atraso en obras viales comprometidas por la autoridad”, señaló Radio Cooperativa.

A eso se suma que los choferes de Alsacia manifiestan que las promesas del Transantiago no se están cumpliendo: “El sueldo prometido no es tal. Si antes dependíamos del corte de boletos, ahora dependemos de las horas extras que hay que estar declarándolas todos los días, de lo contrario no las pagan. Además, tenemos un solo día libre a la semana y problemas con la entrega del dinero ya que no tenemos cobradores automáticos. Muchos han renunciado y hay máquinas paradas porque no tienen quien las conduzca”, aseguran.

En julio de 2005, Buses EPYSA cerró millonarios contratos con operadores del Transantiago. “Mercedes Benz tiene el 95 por ciento del mercado y ahora se quedará fuera de Transantiago”, decía Matías Castro, gerente comercial de EPYSA Buses, representante de la brasilera Marcopolo. Ese año, las ventas de EPYSA bordearon los 150 millones de dólares.

EPYSA pertenece al ex ministro y ex embajador Edmundo Pérez Yoma (DC), el mismo de la tristemente célebre Constructora Copeva, responsable de las “casas nylon”. “Las cuncunas tienen un consumo de combustible bestial y todas las medidas hacia los choferes que eran provisorias se volvieron definitivas, como muchas otras cosas en Chile.

En mayo de 2006, Las Ultimas Noticias anunciaba: “Antes de cumplir dos meses en el cargo, el ministro de Transportes Sergio Espejo dio pie atrás a lo declarado hasta entonces y anunció que no habría Transantiago el 22 de octubre de 2006, sino el 10 de febrero de 2007, poniendo en entredicho, y por cuarta vez, la credibilidad del plan. La determinación se basó, fundamentalmente, en el retraso de la empresa responsable de la integración tarifaria y la gestión del sistema. El ministro culpó directamente al AFT, y particularmente a Sonda -empresa tecnológica que integra el AFT-, luego de un lapidario estudio realizado por la Fundación Chile”.

El periódico agregaba: “Sonda no ha logrado dar con el software adecuado para la plataforma computacional que requiere el sistema. Ante esta acusación, el presidente del AFT, José Mena, replicó: ‘vamos a partir antes (de octubre). Tengan la tranquilidad de que vamos a tener el sistema andando y que en fecha lo más cercana, el sistema (de pago automático) va a estar implementado en cinco mil buses. Vamos a cumplir la fecha del 22 de octubre aunque el esquema se modifique’”, dijo.

El informe de Fundación Chile al que alude el periódico, fue ordenado por el ministerio pero bajo acuerdo de “confidencialidad”. El diputado Cristián Monckeberg (RN) solicitó en el Congreso que el informe fuera dado a conocer públicamente: “En ese informe se argumenta que la responsabilidad eventual de la suspensión recaía en la futura Administradora Financiera de Transantiago (AFT), que no estaba en las condiciones de empezar a funcionar como corresponde.

La presentación de nuevas querellas criminales por parte de TIMM en contra de los imputados en la demanda civil, mantiene en vilo a empresarios y autoridades de gobierno.

Transantiago Chile · Publicación: Empresas Responsables 

Entradas siguientes »