Apropiación de Tecnologías e Información

Marzo 30, 2007

TIMM, es una empresa tecnológica dedicada a los medios de pago en el transporte público por medio de tarjetas inteligentes IC, inicialmente vendió licencias para NEC en toda Latinoamérica, partiendo en Brasil, Colombia, Argentina, Uruguay, Paraguay y, finalmente, Chile.

En México posee negocios junto a Seguros Inbursa. Pensó en incorporar las tarjetas al trasporte público mucho antes que existiera Transantiago. Semanalmente se reunía con dirigentes del trasporte en Concepción y Valparaíso buscando idear un sistema tecnológico que mejorara el servicio de transporte a través de tarjetas inteligentes, haciéndolo eficiente, sin monedas de por medio y sin mermas de dinero.

TIMM posee tecnologías, sistemas y equipos capaces de prestar los servicios requeridos por el AFT. Desde el 2004, recibió propuestas de negocios de parte de NEC y Sonda, con el objeto de emprender el proyecto “Estudio preliminar de la propuesta para la licitación del Administrador Financiero de Transantiago (AFT 2004)”, en el marco de los servicios asociados al publicitado Plan Transantiago.

El objetivo era prepararse para participar en la licitación que adjudicaría a un Consorcio -formado por bancos y empresas tecnológicas-, el manejo de los dineros del Transantiago. AFT administraría todos los servicios asociados al cobro de los pasajes de la locomoción colectiva, el manejo de los dineros y el control de las flotas de buses. Se hablaba de 700 millones de dólares anuales y una jugosa comisión estimada en 1,9 por ciento de ese monto, más el derecho a cobrar una cantidad similar por concepto de arriendo de equipos e infraestructura necesaria para la prestación de los servicios.

TIMM denuncia que su información y tecnología fue apropiada indebidamente y utilizada sin su autorización y contraviniendo “acuerdos de confidencialidad”: “Sonda y NEC accedieron a la información y la utilizaron, sin autorización y sin pagar un solo centavo por ella, con el objeto de participar, la primera de las nombradas con la estrecha colaboración y ayuda de la segunda, en el Consorcio liderado por BancoEstado para elaborar y formular la oferta en el proceso de licitación, lo que le permitió al referido Consorcio, en definitiva, resultar ganador en la licitación del AFT”, dicen los abogados Sergio Lewin y Sergio Oyarce.

“Los desarrollos tecnológicos, derechos, procedimiento y know how, que constituyen información confidencial y estratégica se encuentran protegidos por derechos de autor, de propiedad intelectual y/o industrial, cuyo dominio pleno corresponde en su totalidad a las empresas TIMM y a Roberto Sone”, agregan.

El 15 de diciembre de 2004, TIMM y NEC celebraron un “Acuerdo de Confidencialidad y No Divulgación”. Según este contrato, NEC no podía divulgar la información protegida por dicho acuerdo, ni tampoco utilizarla en su propio beneficio: “NEC incumplió el acuerdo de confidencialidad, haciendo uso indebido de la información privilegiada entregada por TIMM, entregándola a Sonda, quien a su vez, la aportó al BancoEstado que la utilizó para elaborar, formular y presentar la propuesta que resultó ganadora en la licitación AFT.

El 8 de enero de 2005, TIMM y Sonda también celebraron un ‘Acuerdo de Confidencialidad y No Divulgación’, en razón del “Estudio preliminar de la propuesta para la licitación del Administrador Financiero de Transantiago”. Sonda tampoco contó con la autorización de TIMM para divulgar dicha información protegida por el acuerdo de confidencialidad, ni menos para utilizarla en su propio beneficio”, exponen los abogados Sergio Lewin y Sergio Oyarce en la demanda presentada por TIMM en tribunales.

Según TIMM, los contratos de confidencialidad tenían como objetivo estudiar la propuesta de licitación y emprender en forma conjunta el negocio a que daría lugar la licitación del AFT. Sin embargo, una vez que TIMM hizo entrega de la información a NEC y Sonda, ambas desconocieron su relación con ésta, dejándola fuera del negocio. Sonda, con la estrecha colaboración de NEC, y utilizando la información, patentes y propiedad intelectual e industrial de TIMM, inició el “negocio”. NEC también se benefició pues Sonda prometió adjudicarle algunos subcontratos del Transantiago.

Sonda incluyó en la propuesta pública datos contenidos en los manuales de operación de los equipos diseñados íntegramente por TIMM, que había entregado a NEC y a Sonda equipos de demostración y maquetas, todos los cuales aparecieron posteriormente como formando parte de la propuesta presentado por Sonda a la licitación del AFT. Pero no se limitaron a copiar algunos párrafos o dibujos, incluyeron, además, la tecnología de TIMM como propia. Estos documentos son sólo un ejemplo del burdo plagio que efectuó Sonda a prácticamente todo el Manual de TIMM. Uno de éstos “documentos” preparados y aportados por Sonda en la propuesta presentada por BancoEstado a la licitación es el documento: “Antecedentes del Proveedor o Integrador Tecnológico”. En él se señala textualmente: “Sonda y NEC están trabajando como proveedores tecnológicos de este estratégico proyecto. (…) Se ha invitado a participar a dos importantes consorcios extranjeros, ambos con una amplia y exitosa experiencia en diferentes lugares del mundo, implementando con probada calidad técnica y respuesta a compromisos de plazo, soluciones integrales absolutamente equivalentes a las requeridas por Transantiago, ellos son Siemens y TIMM”.

Incluso, Sonda cita como propia experiencia la de proyectos en los cuales jamás participó y que corresponden a empresas del holding mexicano Grupo Financiero Inbursa -de propiedad de Carlos Slim Helú-, del cual forma parte TIMM.

Transantiago Chile · Publicación: General