Sonda y sus Influencias.

Abril 15, 2007

El valor de las acciones de la empresa Sonda de Andrés Navarro Haeussler sigue cayendo en la Bolsa de Comercio. Los problemas con el software del Transantiago han deteriorado su estrecha relación con los bancos que conforman el AFT. Al menos eso dicen medios de comunicación.

“En el proyecto originario, cada operador debía saber dónde estaban sus buses y así modificar la frecuencia y número de máquinas según la demanda de pasajeros del momento. Eso se habría producido gracias a un software de gestión de flota, que Sonda debió instalar y era responsabilidad del AFT. Pero esto solo ocurre en teoría, ya que en la práctica esto no está ocurriendo, La primera arista respecto de la instalación de GPS a todos los buses no se a constituido siquiera, por otro lado el software de gestión de flota, no funciona como se programó al ganar la licitación”.

En aquella licitación se estipulaba que el envío de Información se efectuaría a través de redes o network. Pues bien, esta información es ni más ni menos que las transacciones de dinero efectuadas por los validadores durante el día. Esta información se rescata de manera manual, todos los días a través de notebooks conectados al validador.

Es decir se conecta un notebook a cada validador de manera diaria para el traspaso de la información. Pero muchas veces, o los operadores dejan los buses cerrados, o aparecen cables desconectados por ende se pierde gran parte de esta info.

Esto es prueba fehaciente de que el Sistema tecnológico de Sonda Fracasó desde el principio y aún hasta ahora no funciona.

Que esperar si la fiscalización se arregla entre amistades, de forma inter-personal y no de manera profesional como debiera.

En el mes de mayo de 2006 la Fundación Chile envió un informe al Ministerio de Transportes en el que evaluó negativamente a Sonda. Advirtió que la empresa no lograba dar con el software para que el sistema funcionara de forma integra y correcta.
A pesar que Sonda rebatió el informe, el gobierno aplazó Transantiago por cuarta vez, confiando en que Sonda había aprobado la licitación. Pero el mayor plazo otorgado a AFT y Sonda no significó que se cumplieran los contratos de la licitación inicial. El gobierno hizo efectivas dos boletas de garantía que debe pagar el AFT y que ascienden a 5,1 millones de dólares. Aún quedan por cobrar ocho boletas.

Sonda no sólo es el “proveedor” tecnológico, sino también socio en el AFT: posee un 9,5 %.

Según el contrato entre Sonda y el AFT, los ingresos de la empresa prestadora de tecnología, sumarán US$428.005.531 millones de dólares en doce años (adjudicación del proyecto). Los costos reales de implementación sólo ascendían hasta esa fecha a US$40.199.046 dólares. La magna diferencia hace presagiar cancelación y pagos de lobby y tráfico de influencias de manera que solo hasta ahora se ha hecho evidente.

Andrés Navarro Haeussler es socio de Sebastián Piñera Echeñique en varios negocios. También es miembro del directorio de Chilevisión, participa también en la junta directiva de la Universidad Andrés Bello y es dueño del colegio Dunalastair. Pertenece a los directorios de Fundación Chile, País Digital, Trascender y el Council of the Americas, y preside -desde 1996-, la Fundación Teletón. Navarro mantiene gran amistad con los directores de la mayoría de los medios de comunicación. Y con personeros de gobierno, senadores y diputados.

Transantiago Chile · Publicación: Tecnología 

Timm demanda a Sonda por robo de tecnología

Abril 10, 2007

Roberto Sone, es dueño del 45% de la firma tecnológica Timm (Transporte Inteligente Multimodal).El 55 % restante es parte del grupo financiero Imbursa a cargo de Carlos Slim Helú.

Tal como su nombre lo indica, Timm, es una empresa dedicada a la creación de tecnologías de formas de Pago aplicadas al transporte Público.

Sonda y Nec Chile solicitó a Timm enseñar su tecnología para evaluar la posibilidad de integrarlos en la Licitación e ir juntos como proveedores de la Tecnología que se adjudicó Sonda por 17 años. Incluso redactaron el anteproyecto de manera conjunta.
Se le informó a Sone que no había sido bien evaluada la propuesta y que no necesitaban sus servicios.

Sin embargo la tecnología aplicada hoy en Transantiago posee documentación y diseño de dibujos textuales del manual que elaboró Timm.

La empresa tecnológica TIMM presentó ayer en la Corte de Apelaciones una demanda en contra de Sonda, el proveedor tecnológico de TranSantiago.

Pretende con esto ser incluidos nuevamente dentro de los proveedores alegando que se ha hecho uso y usufructuado de su tecnología en el Plan Transantiago, la cuál no ha resultado por ser una “mala copia” de la original.

Quieren volver a entrar al negocio y aseguran que si lo logran tendrían el sistema en régimen en cuatro meses. Sonda, por su parte, había demandado a TIMM en diciembre por daño a su imagen derivado de los reclamos de su ex socio tecnológico.

Por su parte Ramón Valdivieso, abogado de la Firma Sonda, asegura que Timm solo contaba con la planificación de la tecnología, pero ésta no había sido llevada a la práctica y desarrollada.

“Sólo tenían la presentación de cómo ellos pensaban que debía operar una solución de parte de los sistemas. Sin embargo no tenían ni los equipos ni la solución operando en ninguna parte”, recalcó el abogado de Sonda.

Como si no fuera un robo, copiar una idea…

Evidencia Número 1:

Exponemos el video con el cuál Timm presenta su tecnología.

Transantiago Chile · Publicación: Tecnología