El Libro Negro del Transantiago

Mayo 4, 2008

Libro Negro del TransantiagoLuego de tres meses de investigación la Unión Demócrata Independiente: (UDI), y su equipo de abogados, presentaron el Libro negro del Transantiago. El informe revela las responsabilidades jurídicas en el Diseño e Implementación del fracasado plan de transportes.

Jovino Novoa, senador UDI, junto a un equipo jurídico liderado por el abogado Giovanni Calderón, y los diputados Claudia Nogueira, María Angélica Cristi y Patricio Melero, dieron a conocer el informe sobre las responsabilidades constitucionales, administrativas, patrimoniales en que se vio relacionado el Estado de Chile y Transantiago. Novoa, señaló que los antecedentes presentes en el Libro Negro del Transantiago, serán entregados a la Contraloría, al Consejo de Defensa del Estado: CDE y a la Fiscalía Nacional Económica con objeto de identificar y perseguir a los responsables directos del fracaso del plan de Transportes de Santiago.

Conclusiones del Informe de la UDI:

Entre las conclusiones más destacables, de este informe; se indica que existieron graves incumplimientos y negligencias en la puesta en marcha del Transantiago. Expresando que el proyecto estrella del gobierno de Ricardo Lagos, existen responsabilidades constitucionales de mayor gravedad que el caso Yasna Provoste (ex Ministra de Educación) y las subvenciones fantasmas. Sin embargo, dado que parte de los responsables no ostentan cargos de gobierno en la actualidad no son susceptibles de ser acusados.

Así mismo el El Libro Negro; profundiza las responsabilidades administrativas por parte de autoridades del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, quienes provocaron un perjuicio económico al FISCO. La acusación es fundamentada por la condonación del aporte de los operadores hacia la Reserva Técnica y seguidas y cuiestionadas multas por incumplimiento.

Otro punto importante del informe, se expresa en el ítem responsabilidades penales, pues contiene antecedentes sobre la empresa Transpalitos, propiedad del padre del ex subsecretario de Transportes, Guillermo Díaz. La empresa, que arrendó buses a los operadores del Transantiago, habría tenido conocimiento del déficit de buses que se generaría con el plan de transportes, lo cual configuraría el delito de tráfico de influencias. Acción denunciada por nuestro medio el pasado 6 de Junio del año 2007

Según Novoa, se podrían constituir también delitos por malversación de caudales públicos y de aplicación pública diferente, dado que “El Estado benefició arbitrariamente a un grupo de operadores de vías, al compensarlos y postergarles el pago de sus obligaciones, beneficio del que no gozaron los postulantes a la licitación que resultaron excluidos por este motivo”.

La lista de antecedentes y acusaciones serán entregados por el senador Novoa a la Contraloría, para que se pronuncie sobre la validez de los actos realizados que excedieron las potestades legales: al Consejo de Defensa del Estado, para que investigue y persiga las responsabilidades de los funcionarios involucrados, y a la Fiscalía Nacional Económica, para que compruebe si hubo infracción al principio de igualdad de los proponentes en la licitación pública.

Por su parte, el diputado Patricio Melero aseveró que el informe “Es complementario y continuador de la labor realizada por la comisión investigadora de la Cámara de Diputados, que estableció las responsabilidades políticas por el fracaso del plan”, puntualizó el diputado.

Esperamos que se haga justicia por un plan de transporte olvidado por el show político y lo mediático. Entregando soluciones reales a una sociedad que por su nivel educacional, psicológico y cultural simplemente calla y acepta.

Transantiago Chile · Publicación: UDI-RN 

Alianza confirma su rechazo a recursos para Transantiago

Noviembre 20, 2007

En una nueva reunión de comité ejecutivo de la alianza, los dirigentes de la oposición nuevamente acordaron rechazar un protocolo de acuerdo para salvar el plan.

“No estamos para botar la plata”. Con esta afirmación los presidentes de la Alianza, Hernán Larraín, por la UDI y Carlos Larraín, por RN , oficializaron ayer el rechazo de los senadores del sector oposición a los recursos presupuestarios del Transantiago, al igual como lo hicieron los diputados en la Cámara Baja la semana pasada.

Pero no es la primera vez que la Alianza UDI-RN señala que rechazará los recursos. Recordemos la vez anterior con los 290 millones de dólares, en donde también definieron en rechazo, pero al final con todos los subterfugios legales, compra de votos fue posible la inyección de estos recursos.

En este sentido, planteamos nuestra desconfianza frente a estos dichos dado que siempre hay arreglos a puertas cerradas, por algo señalaron:

“si el gobierno quiere resolver el problema y da garantías mínimas, estamos disponibles para darles recursos por un período no superior a 90 días, porque ahí vamos a ir verificando, controlando que se esté cumpliendo con esos avances en beneficio de la gente. De lo contrario, no cuenten con nosotros”.

La problemática también se plantea por la presión ejercida por parte del Gobierno, y los operadores del sistema: Culpando a los parlamentarios de que si no aprueban el presupuesto, no podrán sacas los buses a las calles pues el sistema no se financia solo.

En este respecto la senadora Evelyn Matthei señaló en entrevista a Emol: “Vamos a tener que soltar algún dinero para el Transantiago”, para que el sistema fallido no colapse.

Apelamos a los parlamentarios: Por Favor Ponerse los pantalones por Chile.

Apelamos a que este sistema no puede seguir así, transformando a el Estado en Finansista de Empresas Privadas. Esto no es un juego de egos, o de ganancia política, el sistema no está entregando soluciones a los usuarios. Y eso es evidente.

Los políticos no pueden jugar a puertas cerradas y compra de votos el destino de 4 millones de Chilenos por más tiempo.

Transantiago Chile · Publicación: UDI-RN 

Carta Pública de la Alianza por Chile reabre debate de los US$290 millones.

Junio 5, 2007

Parlamentarios UDI y RN confirmaron a través de una declaración pública escrita, que no apoyarán el paquete de medidas y proyectos de Ley entregado por el gobierno.

Ya que apelan a que los 290 millones de dólares son solo una medida parche más para sostener un sistema que ni siquiera puede sostenerse solo. Y que el dinero requerido es netamente para no aumentar las tarifas durante este año pero que no entregan ninguna solución real a los problemas que viven los usuarios.

Además, todas, las cláusulas de garantías: como el aumento del pasaje hasta que el sistema se equlibrie y de garantizar que funcione, fueron entregadas por el mismo gobierno a los operadores del Transantiago el año 2005.

En el texto, los parlamentarios dan cuenta de su negativismo frente a la real efectividad de los cuatro proyectos, que está hoy en el Legislativo e iniciará mañana su tramitación

Además reiteran la fórmula adelantada ayer por el senador UDI Pablo Longueira.

La que sugiere que se entregue solo la mitad de los recursos pedidos, es decir: 145 millones de dólares, de manera parcial a la AFT. Para mantener estos próximos meses el sistema.

Una vez que se demuestra que las medidas han dado resultado, entregarían el dinero restante.

A continuación La Declaración:

  1. Creemos que los proyectos de ley enviados por el gobierno no resuelven los problemas que han afectado al Transantiago desde sus inicios. Los problemas de los usuarios siguen sin solución.
  2. Los US$ 290 millones que se le quieren inyectar no hacen más que extender la agonía de un sistema que no funciona, que nunca ha funcionado y que no funcionará si no se le hacen cambios de fondo. Esos cambios no pasan sólo por hacerle rentable el negocio a los operadores sino que, en primer lugar, por hacerle más fácil (o menos difícil) la vida a los usuarios.
  3. El proyecto para que el Metro pueda operar en superficie desconoce dos hechos fundamentales. Uno, que el Metro no tiene experiencia en el transporte de superficie. Y dos, que ya se encuentra lo suficientemente ocupado tratando de brindar un buen servicio a los numerosos usuarios del subsuelo como para tener que preocuparse además de los de la superficie.
  4. La creación de una Autoridad Metropolitana de Transportes tampoco contribuye a solucionar los defectos del Transantiago. Sobre ello no cabe abundar, dado que el mismo gobierno lo consideró una materia poco prioritaria al no darle suma urgencia al proyecto.
  5. El único proyecto que intenta resolver un problema urgente es la creación de un administrador provisional. Dicha iniciativa es necesaria dado que las bases de licitación –redactadas por el gobierno- incurren en un grave error al señalar que el mismo operador caducado será quien debe proseguir con el servicio mientras éste se relicita.
  6. Una de las condiciones básicas para aprobar financiamientos con la plata de todos los chilenos es que se garantice el uso transparente de los mismos. Y ello no ha ocurrido.
  7. El hecho de que los US$ 290 millones sean administrador por el Banco Estado, tal como lo pidió el senador Eduardo Frei, no es ninguna garantía puesto que éste es parte del AFT, es decir, parte interesada.
  8. El control estatal de los recursos a través del Ministerio de Transportes, tampoco nos deja tranquilos porque es precisamente ese ministerio el principal responsable de este gigantesco desastre que le costará al país al menos US$ 1.000 millones.
  9. Por último, valoramos la disposición a hacer una auditoría, siempre que la realice una empresa independiente, y la realización de informes trimestrales a la Comisión Especial de Presupuestos, aunque estimamos que deberían rendirse cuentas a la Cámara mes a mes. En particular, el gobierno deberá informar quienes serán los beneficiarios de los recursos. Es decir, debe informarse el destinatario de cada cheque que se extienda desde el Fondo se Estabilización.
  10. Sin embargo, creemos que no sólo es necesario que se rindan las platas a posteriori, sino que el gobierno debe explicar desde ya, antes de la aprobación del proyecto, en qué va a gastar la plata.
  11. Los proyectos no cumplen con ninguna de las condiciones que hemos planteado, siendo las más importantes: beneficio a los usuarios, la transparencia de los gastos y la equidad con todas las regiones del país.

En estas condiciones resulta absurdo pedirnos que aprobemos los proyectos tal como los ha presentado el gobierno. Hemos planteado que sólo estamos dispuestos a aprobar la mitad de los recursos, para mantener operando el sistema en los próximos meses y que la otra mitad debiera solicitarla el gobierno cuando demuestre fehacientemente que ha mejorado el sistema de transporte y aliviado el sufrimiento de los usuarios.

Senador José García
Senador Jovino Novoa
Senador Pablo Longueira
Diputado Gonzalo Uriarte
Diputado Cristián Monckeberg

Transantiago Chile · Publicación: UDI-RN